Limpiar cocina

¿Cómo quitar la grasa de una cocina con productos naturales?

En comercial Ardely asesoramos a los profesionales de la limpieza y les suministramos los productos adecuados para facilitarles el trabajo.

Uno de los problemas a los que se enfrentan es la limpieza de cocinas tanto en hogares como en hoteles y restaurantes.

Para ellos tenemos productos de limpieza para cocinas como desengrasantes, detergentes y abrillantadores con los que acabar rápidamente con la suciedad.

Ahora, lo que queremos desde Ardely es ofrecer trucos y consejos con los que poder enfrentaros a vuestras cocinas particulares.
Actualmente, son muchos los que han encontrado en la cocina y en el arte de cocinar un espacio en el que evadirse y relajarse. Para todos ellos, y sobre todo, para quienes quieren utilizar productos naturales, hemos recopilado los siguientes consejos.

3 trucos para quitar la grasa de una cocina

Para que cocinar siga siendo todo un placer lo mejor es que tengamos la cocina limpia y en perfectas condiciones así que vamos al lío:

Limón contra la grasa

Como bien sabréis en la mayoría de productos para limpiar la vajilla u otros elementos de la cocina, se incluye algún componente derivado del limón.
¿Por qué? Porque sus ácidos y acción astringente lo convierten en un quitagrasas natural.
Una disolución de 1 o dos limones en un litro de agua caliente te ayudará a limpiar aquellas superficies en donde haya un poco de grasa

Bicarbonato de sodio

La grasa que se ha quedado adherida a muebles, electrodomésticos o azulejos puede eliminarse con bicarbonato de sodio gracias a su efecto abrasivo.
Coloca una buena cantidad de bicarbonato de sodio en la superficie que quieras limpiar y frota con una esponja humedecida en agua o en agua con limón.

Vinagre

Tanto el vinagre de manzana como el vinagre blanco te van a ayudar a hacer desaparecer la grasa de tu cocina.
El vinagre de manzana, además de limpiar, ayudará a eliminar las bacterias de las superficies. El vinagre blanco, por su parte, limpiará, desinfectará y neutralizará los malos olores.
En ambos casos solo tendréis que disolver 250 ml de vinagre en 250 ml de agua y llevar la mezcla a ebullición.

Podréis utilizarlo o bien mojando un paño o esponja y pasarlo por las superficies a limpiar o bien, metiendo la mezcla en un pulverizador y rociar con el los espacios con grasa.

Pues, ¡listo! A ponerse los guantes y a dejar la cocina tan limpia como las de un restaurante con estrella Michelin.

Eso sí, para todos aquellos que trabajáis a diario limpiando cocinas, recordad que en Comercial Ardely tenemos para vosotros los productos de limpieza más eficaces, además, de guantes y material de protección.

Menú